Ser CEO en una empresa tecnológica

La mayoría de los CEOs no estamos preparados para ser CEOs.

Muchos comenzamos como emprendedores apasionados con una visión de un producto o servicio que queremos vender.

Luego, a medida que nuestra startup va creciendo, nos vamos haciendo responsables de la nómina de empleados y los costos generales de las oficinas y de la operación.

Es un gran cambio cuando pasas de perseguir tu sueño a vivir la realidad de ser responsable del sustento de tus empleados. Nadie realmente te entrena para este momento.

La gran mayoría nos hemos sentido abrumados por la responsabilidad y las dificultades de mantener viva una empresa, desde problemas de flujo de efectivo hasta problemáticas varias de oficina

Ser el CEO de una empresa conlleva mucha responsabilidad y un gran compromiso.

Implica enormes desafíos imprevistos que por momentos nos hacen dudar muchas veces si realmente valió la pena asumir el puesto y si hasta si somos aptos para ello.

Pasar por experiencias tales como sensaciones de estancamiento, frustraciones en la dinámica de ensayo y error, sacrificios de calidad de vida y el trabajo duro que se requiere para escalar una empresa son todas cuestiones siempre presentes en la vida de un CEO.

Inthegra Software

Una de las principales dificultades que se observa es que la mayoría de los líderes de negocios no contamos con un sistema que nos guíe en la dirección de su empresa, un sistema que nos permita saber exactamente cómo priorizar, medir resultados, tomar las
decisiones correctas, comunicarse efectivamente con el equipo, mantenerlo alineado, en fin, cómo enfocarnos en ser ese líder que la empresa necesita para escalar su impacto y reducir los dolores del proceso.

En síntesis, nadie nos enseña a ser CEO, la gran mayoría se encuentra en esa posición por el solo hecho de haber sido primero un emprendedor, y ahora se encuentra en un lugar en la cual no está preparado mentalmente para asumir y le provoca mucho drama en su vida.

Las empresas escalan porque el CEO decide hacerlo, y se debe entrenar fuertemente para conseguir ese objetivo.

El CEO debe construir un sistema de dirección ejecutiva que le permita priorizar (saber que es lo importante en el negocio), medir y comunicar (el mayor problema de las empresas que necesitan escalar es que a mayor cantidad de equipo, mayores son los problemas de comunicación).

Es como primero ponerse la máscara de oxígeno, antes de ayudar al resto de los responsables. Si eres un CEO con drama, entonces pondrás a tu empresa en drama. Pero si prósperas como líder, también lo hará tu empresa.

El CEO debe concentrar todos sus esfuerzos en llevar adelante las iniciativas de escalamiento de una empresa (identificar y liderar las cosas que se van a dejar de hacer,  mejorar las que se van a mantener y liderar las que se van a hacer nuevas),  delegando la ejecución operativa del dia a dia en su equipo de líderes. Debe saber elegir las batallas que merecen su tiempo y saber decir que no a las que pueda delegar, no puede ni debe estar en todos los temas de la empresa.

Cada etapa de la empresa y de su CEO conlleva desaprender formas de hacer las cosas y aprender nuevas, desde que es una startup hasta que domina el mercado, pasando por sucesivos “valles de la muerte” donde debe cambiar o mejorar procesos, clientes, equipo y metodologías entre otras cosas.

En próximos artículos del blog hablaremos de las etapas de crecimiento de una empresa, de startup a líder de una industria y de su fundador a CEO exitoso.

Mariano Vocos

Mariano Vocos

Founder & CEO Inthegra Software