En este articulo vamos a introducir dos conceptos claves en cuanto a la evolución del CEO: BHAG y MTP.

El término BHAG es un acrónimo para Big (grande); Hairy (peluda); Audacious (audaz); Goal (meta u objetivo). 

Básicamente es un sueño grande, audaz y peludo, a largo plazo, que puede ser muy desafiante y hasta dar algo de miedo pero te ayuda a tener claro y alineado a donde quieres llegar.

Este concepto fue creado por Jim Collins, un término lanzado en su libro Build to Last, en el cual menciona que este objetivo a largo plazo debe ser creado para definir a dónde quieres llegar en los próximos 10 a 30 años.

Por otro lado, el término MTP (Propósito transformador Masivo), relacionado a Organizaciones Exponenciales, un concepto creado por Salim Ismail.

Ambos tienen bastante en común y nuestra responsabilidad como CEO  es identificarlos para nosotros y para la organización que dirigimos.

BHAG 

Primero se trata de descubrir qué nos apasiona profundamente, o en nuestra empresa o negocio cuál es su enfoque, ¿qué problema buscamos resolver en el mundo?

Después, pregúntarnos si podemos ser el mejor en nuestro mundo. Tenemos que ser realistas aunque sin dejar de ser ambiciosos. 

Y por último, preguntarnos si podemos ser redituable o cuál es la forma de obtener una ganancia de ello.

Encuentra el elemento que se repita en las 3 y ese será nuestro BHAG a largo plazo.

Es muy importante que sea a largo plazo, que puedas lograr entre 10 años a 30 años. Algunos piensan: “yo ya no estaré aquí en 30 años”, aunque así sea, te obligarás a hacer un motor que funcione sin que tú estés. Así todos los días en la mañana te levantarás pensando: ¿qué debo hacer hoy para acercarme más a conseguir mi BHAG? Ahí nuestra cabeza empieza a revolucionar y a pensar diferente, para alinear nuestras actividades y llegar a nuestros objetivos.

El BHAG es una visión, un sueño, no una meta, y la gente se emociona con los sueños.

Los sueños se cumplen por la cantidad de gente que se asocia contigo y te ayuda para lograrlo. Si tú quieres vender algo a alguien, véndele tu visión. 

MTP

Los fundadores de Google y Facebook pudieron transformar el mundo a través de sus organizaciones, no porque hubiera algo mágico en sus computadoras portátiles: comenzaron con un Propósito Transformador Masivo.

 Un MTP es un nuevo paradigma más grande que una declaración de “misión”. Es un eslogan muy ambicioso que trata de resolver un problema global.

Proporcionan una organización con enfoque y dirección para el crecimiento exponencial.

Un fuerte MTP obliga a tu mente a romper todos los modelos antiguos sobre cómo lograr una tarea. Inspira la innovación.El MTP atrae mejores talentos, crea comunidades y despolitiza 

Los MTP sólidos van más allá del viejo modelo de construir un negocio con fines de lucro. Tienen un propósito social, y este aspecto crea el “poder de atracción”. Atrae a las personas que invierten para defender su misión.

Cuando tienes un propósito transformador masivo que va más allá de simplemente obtener ganancias, convierte a la organización en un entorno de aprendizaje porque todos constantemente preguntan: ¿Qué puedo hacer para ayudarnos a lograrlo?”

Las características clave de los MTP

3 pasos para crear un MTP

Encontrar el MTP tomará tiempo. 

Es un proceso de 3 pasos que puede tomar de una semana a nueve meses; dependiendo de la situación.

Paso 1: ¿Por qué existe nuestra organización?

Los problemas más grandes del mundo son también las oportunidades comerciales más grandes del mundo. 

Por lo tanto, el primer paso para el equipo es definir la zona problemática.

Es crítico comenzar con el problema que la organización está tratando de resolver. 

Paso 2: ¿Cómo la resolveremos ?

Una vez que el problema ha sido definido, debemos imaginar cómo la organización resolverá el problema y transformará el estado actual de las cosas. 

Con una nueva perspectiva hacia la zona problemática; probablemente será necesario reajustar cómo la organización actualmente sirve a nuestros clientes.

 Paso 3: ¿Cuál será el impacto global?

Idealmente la solución será aplicable de manera global, incluso si actualmente su alcance es local o regional. 

Sin embargo, en algunas industrias, puede haber factores externos (como la regulación) que pueden limitar el alcance. 

En cualquier caso, el MTP debe dirigirse a la mayor audiencia posible. 

Mentalidad de largo plazo

Al igual que nuestra empresa necesita un BHAG y MTP  para alinear a sus empleados y escalar, el CEO también necesitas una visión a largo plazo para alinear todo lo que hace, y progresar.

Cuando tienes una visión a largo plazo que actúa como tu estrella del norte, rápidamente podrás recuperarte de los desafíos que surgen durante el día y volver a enfocarte.

Este concepto proviene del libro de Dan Sullivan, “The 25-year Framework.”

Si tienes un marco de trabajo de 25 años, y tienes cien trimestres, ¿cómo planearás estratégicamente tu empresa? ¿Cómo ejecutarás tu estrategia día a día?

Al hacer este marco, es importante recordar que los seres humanos sobreestiman lo que pueden hacer a corto plazo y subestiman lo que pueden lograr a largo plazo. 

Para escalar tu impacto, realmente necesitamos concentrarnos en el largo plazo. 

Esta es una de las prácticas clave para operar con una mentalidad superior.

Mariano Vocos

Mariano Vocos

Founder & CEO Inthegra Software